Ningun conocimiento se nos da si no existe en nosotros la voluntad de conocer, ninguna droga nos salva si no queremos ser salvados.


"La experiencia más hermosa que podemos tener es lo misterioso. Es la emoción fundamental de la que
nace todo arte y ciencia verdaderos. Quien no la conozca y ya no pueda sorprenderse ni maravillarse, es
como si estuviera muerto y sus ojos estuvieran cerrados"

"Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga.
Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito.
Nada debes aceptar, sin previo discernirlo.
Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no.
¡Investiga!"


martes, 19 de febrero de 2013

Vitamina B17 y el cáncer

El dr. Ernst Krebs, descubridor en 1952 de la vitamina B-17, Laetrile, como remedio contra el cáncer. Y el dr. Edward Griffin, autor del libro “Un mundo sin cáncer”



En 1952 el doctor bioquímico Ernst T. Krebs, de la ciudad de San Francisco, elaboró la teoría vitamínica del cáncer, según la cual, al igual que el escorbuto y la pelagra, el cáncer no se debía a la acción de unos virus misteriosos y desconocidos, sino que simplemente se trataba de una enfermedad provocada por deficiencias en la alimentación de la vida moderna.

El dr. Krebs identificó perfectamente el elemento clave cuya carencia es la que puede provocar el cáncer, y descubrió que ese elemento es la nitrilosida, o lo que es lo mismo, la vitamina B-17, que también se conoce como amigdalina o laetrile.

Las nitrilosidas o vitamina B-17 es un elemento natural que se halla presente en más de 1.200 plantas comunes que se encuentran por todo el mundo, especialmente en las semillas de melocotón, el almendro, semillas de damasco, ciruela, cereza, durazno, nectarina, y endrina. E igualmente se halla presente en pastos como el maíz, sorgo, mijo, cazabe, semilla de lino, semillas de manzana, y otros vegetales.

Pero en Estados Unidos se invierten miles de millones de dólares por año en investigaciones del cáncer, y se obtienen miles de millones de ganancias por la venta de medicamentos relacionados con el cáncer. Los políticos logran miles de votos ofreciendo respaldar programas oficiales del cáncer. Este sistema no puede permitir que se elimine el cáncer, porque en estos tiempos hay mucha más gente viviendo a costa del cáncer que muriendo de cáncer.

En el documental “Un mundo sin cáncer” “World without cancer”, basado en el libro del mismo autor, Edward G. Griffin, se revela que toda la oposición oficial contra el laetrile está basado en un informe de 1953 por la Comisión de Cáncer de la “California medical Association” en el que dice que no se ha encontrado una evidencia satisfactoria del laetrile sobre la célula cancerosa.


El informe contra el uso de laetrile o vitamina B-17 en el cáncer fué escrito en 1953 por el Presidente de la Comisión del Cancer del California Medical Association, el dr. Ian Mac Donald, y por el secretario de la Comisión, el dr. Henry Garland, junto a otros siete médicos, pero en realidad ninguno de ellos tuvo ningún interés en examinar el laetrile.

Falsificaron los expedientes y mintieron sobre el laetrile, así como también mintieron en otros informes sobre la salud, como el del tabaco, ocultando su verdadero perjuicio.

De este informe falso partió toda la mentira oficial sobre el B-17 y la conspiración del cáncer. Utilizando este informe fraudulento, las agencias gubernamentales rápidamente declararon ilegal el uso del laetrile, que era lo que realmente pretendían.

La medicina “consensuada” de la actualidad sigue tan ciega como en 1953, siguiendo los mismos patrones de terapia basados en los mismos informes falsos. Acusan de arriesgado el uso de B-17 por contener cianuro, pero la única arriesgada es tal afirmación. El laetril tiene 2 unidades de azúcar, una unidad de benzaldehido y una unidad de cianuro, pero este componente dentro del B-17 resulta inerte y sin efecto negativo sobre los tejidos vivos; al contrario, resulta beneficioso para el organismo, y tiene la propiedad de destruir las células cancerosas.

Los investigadores médicos que han seguido las investigaciones del dr. Krebs han podido comprobar que los animales que viven salvajes en libertad no desarrollan cáncer puesto que instintivamente comen cierto tipo de hierbas, frutos, bayas y semillas que anulan cualquier posibilidad de aparición de cáncer.

Sin embargo se ha observado que los animales que viven cautivos en los Zoos y en lugares similares desarrollan más fácilmente el cáncer al sustituir su dieta natural de elementos protectores por una alimentación común más moderna y artificial.

En una región remota de la Cordillera Himalaya, cerca de Tibet, China e India, vive el pueblo Hunza, conocido por algunos investigadores médicos por la gran longevidad de sus habitantes, llegando a vivir más de 100 años y más de 120 años, sin que se haya dado nunca hasta ahora ni un solo caso de cáncer.


Los habitantes de Hunza, en algún lugar de Pakistán, son los más longevos del planeta. Nunca se ha registrado un solo caso de cáncer en este pueblo del Himalaya. Fabrican el aceite a partir de los huesos de los albaricoques, mediante un proceso que se ha transmitido de generación en generación.

Los habitantes hunzanos del Himalaya, acostumbrados a vivir en medio de árboles de damasco, consumen de manera normal 200 veces más nitrilosidas que la población de Estados Unidos. La alimentación hunza es muy rica en pepitas de damasco, bayas, frutos y vegetales con abundante vitamina B-17.

Un tratamiento con B-17 es preferible aplicarlo sobre aquél paciente de cáncer que todavía no haya hecho tratamientos de quimioterapia o de radioterapia. Pero aún soportando estos tratamientos, el B-17 suele imponerse y salir con bastante éxito. Por cuanto que los tratamientos médicos convencionales van desgastando la salud, es vital comenzar cuanto antes el suministro de dosis diaria de B-17 al organismo.

El B-17 no crea ningún tipo de problema al cuerpo sino todo lo contrario, refuerza su defensa, pero no es recomendable aplicar sobredosis grandes, ya que cualquier elemento incluído el oxígeno y el agua, que se utilize en cantidades excesivas, pueden resultar perjudiciales.

También se puede acompañar la toma de este elemento con otros productos naturales que son anticancerígenos, como la vitamina C y las enzimas pancreáticas, presentes en la piña y en la papaya; la fruta noni, semillas de uva, té, etc…

Por ejemplo, las semillas de damasco se pueden tomar aplicando una dosis aproximada de entre 2 y 5 semillas cada hora. Y en cuanto a la vitamina B-17, también llamada laetril, nitrilosida o amigdalina, soluble en agua, se puede comenzar un tratamiento de choque de 1 pastilla de B-17 por hora durante el primer mes, para reducir después la dosis a 3 pastillas al día. Ambas cosas se pueden tomar a la vez.




Alimentos que contienen vitamina B17





Alimentos que contienen vitamina B17
A la llamada vitamina B17, una sustancia de origen natural, se le han atribuido propiedades beneficiosas para la salud, entre ellas la de ser capaz de proteger al cuerpo contra las células cancerígenas. Debido a su reactividad con ciertas enzimas del organismo, los suplementos que la contienen han sido prohibidos por la Food and Drug Administration (Agencia para el Control de Alimentos y Medicamentos). Por su sabor amargo, muchos agricultores han desarrollado híbridos con el fin de eliminar esta sustancia de los alimentos de consumo habitual; no obstante, sigue estando disponible en algunos productos menos consumidos.




Propiedades de la vitamina B17

En Estados Unidos, la vitamina B17 (también llamada Laetril) fue retirada del mercado por la FDA en la década de los setenta. De hecho, al ser considerada tóxica, los médicos no pueden administrarla a sus pacientes. La Dra. Janet Star, nutricionista y profesional de la medicina alternativa, afirma: "Según investigaciones llevadas a cabo por nutricionistas y científicos médicos en los últimos años, la vitamina B17 es un compuesto natural que contiene cianuro, pero que únicamente lo cede en presencia de un grupo concreto de enzimas (la beta glucosidasa y la beta glucuronidasa). Milagrosamente, este grupo de enzimas se encuentra casi exclusivamente en células cancerosas. Si aparece en otras partes del organismo, lo hace acompañado por grandes cantidades de otra enzima, la rodanasa, que tiene la capacidad de inhibir el cianuro convirtiéndolo en una sustancia completamente inocua. Los tejidos cancerosos no disponen de esta enzima protectora". En otras palabras, la vitamina B17 tiene la capacidad de identificar y eliminar sola y exclusivamente las células cancerígenas gracias a la secreción de esa enzima.

Frutas

Se ha determinado que ciertas frutas contienen grandes cantidades de vitamina B17 de forma natural. Siempre es aconsejable utilizar especies puras ecológicas en lugar de híbridos, ya que algunos agricultores han eliminado la B17 de sus cultivos. Encabezando la lista de frutas con presencia natural de B17 están las moras silvestres, los frutos del manzano silvestre americano, los arándanos suecos y las bayas de saúco.

Semillas

Varias semillas que ya no pertenecen a la dieta típica estadounidense poseen también un alto contenido en vitamina B17. Se incluyen en esta lista las semillas de manzana, albaricoque, cereza, nectarina, melocotón, pera, ciruela y ciruela pasa. Los altos niveles de esta sustancia presentes en estas semillas se deben a que los agricultores no han hibridado estos productos, ya que dan por supuesto que no son consumidos por los ciudadanos.

Alubias

Dentro de la familia de las leguminosas, son las habas y el frijol mungo los que contienen la mayor concentración de vitamina B17. Por lo general, estas alubias se pueden encontrar frescas, congeladas y secas en tiendas naturistas, siendo las ecológicas la que presentan un mayor contenido de esta vitamina.

Suplementos

Aunque en EEUU no es posible encontrar suplementos concentrados, se pueden solicitar por Internet o a distribuidores internacionales. Entre las páginas web recomendadas se encuentran: www.apricotpower.com, www.sunorganic.com y www.apricot-seeds.com. También se pueden adquirir directamente en Méjico y Canadá, ya que los suplementos de semilla de albaricoque no han sido incluidos en la lista negra en ninguno de los dos países. En http://www.cancure.org/laetrile.htm encontrarás una lista de clínicas que ofrecen tratamientos con vitamina B17 como parte del protocolo contra el cáncer.


Fuentes: XFiles, eHow

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario aquí